En este momento estás viendo ¿Estando embarazada puedes ir al dentista?

¿Estando embarazada puedes ir al dentista?

Estando embarazada, el tratamiento de los dientes durante el embarazo es esencial y la mayoría de los procedimientos dentales son seguros. ¿Qué hacer cuando, a la espera del nacimiento de un hijo, nos sorprende un dolor de muelas? ¿Se pueden tratar los dientes entonces?

El tratamiento de los dientes estando embarazada protege la salud del feto

¡El tratamiento de los dientes durante el embarazo es imprescindible! La inflamación y las enfermedades dentales no tratadas aumentan el riesgo de parto prematuro hasta siete veces. Por eso merece la pena acudir a revisiones periódicas al dentista.

Es mejor planificar tus visitas para el comienzo, la mitad y el final de tu embarazo. El médico evaluará el estado de los dientes de forma continua y decidirá qué tratamientos se deben realizar durante el embarazo y cuáles pueden esperar.

Tratar los dientes estando embarazada protege tu sonrisa

Los cambios hormonales que ocurren durante el embarazo modifican el pH de la saliva, lo que favorece el crecimiento de microorganismos en la cavidad oral. 

Además, las náuseas y los vómitos matutinos, así como comer con frecuencia afectan negativamente la condición de tus dientes.

La caries, la inflamación de la mucosa oral y los tejidos periodontales se desarrollan más rápido y los ácidos estomacales destruyen el esmalte. 

Las encías se vuelven grumosas y propensas a sangrar, razón por la cual las futuras madres a menudo limitan su higiene bucal diaria.

Es un cúmulo de factores que pueden costarte la salud dental en tan solo nueve meses, sin mencionar un efecto negativo en el feto.

El tratamiento de los dientes es seguro estando embarazada

Debido al mayor riesgo para la salud de tus dientes y encías, debes visitar a tu dentista regularmente y con más frecuencia que antes. Durante tu embarazo, debes visitar a tu dentista al menos dos veces, preferiblemente una vez cada tres meses.

El especialista valorará el estado de la cavidad bucal y recomendará o realizará los tratamientos necesarios. Ciertamente, la higienización profesional debe realizarse al menos dos veces durante el embarazo.

Si notas algún problema, pide cita cuanto antes, porque en caso de brote de caries, es necesario protegerte rápidamente. Te recordamos y destacamos que durante el embarazo es posible realizar casi toda la gama de tratamientos dentales.

Tratamiento de caries en el embarazo es necesario

Si durante el embarazo resulta que es necesario un tratamiento de caries, debe someterse a este tratamiento. No vale la pena posponerlo, porque la caries daña el cuerpo de la madre y el niño.

Después del parto, es posible que una mujer no tenga tiempo de visitar al dentista. Durante el embarazo, los dientes se tratan de la misma manera que antes del embarazo.

Vale la pena considerar el tema de la anestesia: si la cavidad es pequeña, es mejor no usarla. Se utiliza anestesia que no contrae los vasos sanguíneos. 

Siempre que sea posible, la futura madre debe evitar la anestesia en el primer trimestre del embarazo para no correr el riesgo de posibles efectos nocivos sobre el feto.

Durante el embarazo, no debe exponerse a rayos X, porque es un gran daño para el bebé, especialmente en el primer trimestre, puede dañar muchos órganos importantes del feto en desarrollo.

Sin embargo, la radiación de los aparatos que toman fotografías de los dientes es pequeña y, además, se dirige directamente al diente, no a las partes inferiores del cuerpo de la embarazada, que se cubren con un delantal especial. 

A veces basta con una visualización digital del diente, cuya ejecución es segura para el feto.

Alineados clínica Dental - Jaén y Arjona

Especialista en ortodoncia invisible. En Jaén y Arjona.