En este momento estás viendo 3 tratamientos dentales rápidos para hacerte antes de tu boda

3 tratamientos dentales rápidos para hacerte antes de tu boda

3 tratamientos dentales rápidos para hacerte el día de tu boda

Una boda es el gran momento esperado, el acontecimiento en el que todo debe ser perfecto: las flores, la música, la comida, la decoración… y, por supuesto, los novios. Y para que ellos también estén perfectos, existen cientos de tratamientos estéticos.

Lograr una piel radiante y un pelo perfecto es crucial pero… ¿y la sonrisa? ¿También, verdad? Pues no os perdáis el siguiente artículo, dónde os informamos de 3 tratamientos dentales rápidos para hacerte antes de tu boda que son sencillos, económicos y rápidos para que vuestra sonrisa deslumbre en ese día tan especial.

1. Limpieza y blanqueamiento dental

Lo primero para lograr una sonrisa de escándalo es que esta luzca limpia y blanca. Para ello hay distintas opciones, pero la más sencilla es combinar dos tratamientos dentales: una limpieza profesional y un blanqueamiento dental.

Esos dos tratamientos, que también pueden realizarse por separado, os ayudarán a lucir una sonrisa brillante y pueden realizarse en una sola sesión (por tratamiento).

LIMPIEZA PROFESIONAL

La limpieza consiste en la eliminación de cualquier pequeña presencia de placa bacteriana que esté presente en la boca, mediante el uso de vibraciones y agua a presión, tras lo cuál se realiza un pulido de la superficie de los dientes.

Se trata de un tratamiento indoloro, aunque puede provocar un poco de sensibilidad dental, y no hace falta esperar a antes de la boda para realizarlo. De hecho, se recomienda hacerlo como mínimo una vez al año para mantener la boca libre de sarro.

BLANQUEAMIENTO DENTAL

En cuanto al blanqueamiento, es la solución perfecta para acabar con los dientes manchados o amarilleados por la edad o por malos hábitos como fumar. Como la limpieza, el blanqueamiento no es permanente, debe ser repetido periódicamente.

Existen dos tipos de blanqueamiento:

En dientes vitales

Cuando la mancha tiene un origen externo, se usa un gel para blanquear externamente el diente. Este gel está compuesto por  peróxido de hidrógeno o carbamida y se puede aplicar en la clínica dental o con una férula en casa.

El tratamiento en la clínica se realiza en una sola sesión, de entre 30 y 50 minutos y se usan luces LED para activar el gel y mejorar los resultados.

En caso de que se opte por el tratamiento a domicilio, hay que tener en cuenta que las férulas dentales van a tener que ser fabricadas para la ocasión y que eso requiere de un estudio completo de la dentadura para que ajusten bien. Asimismo, el tratamiento en el hogar es menos efectivo y duradero, ya que no se usan LEDs en él.

En dientes no vitales

Cuando la mancha proviene del interior del diente, el procedimiento es algo más complejo, ya que se debe meter el gel hasta el origen de la mancha y cubrir el hueco por dónde se introduce con un pequeño empaste.

Siempre se realiza en la clínica dental, ya que se necesitan entre tres y cuatro sesiones de fotoactivación con luces LED para un resultado óptimo. Pero eso no quiere decir que debáis realizar cuatro visitas, ya que las sesiones de activación pueden hacerse en un solo día.

En este caso se trata de un tratamiento con resultados más permanentes en el tiempo.

2.CONTORNEADO DENTAL

El tratamiento de contorneado dental es un procedimiento simple que consiste en la eliminación de pequeñas cantidades de esmalte de los dientes para que estos adquieran una forma más harmónica.

Eso se hace mediante el limado de las piezas, y se trata de una operación que debe hacerse con sumo cuidado para lograr eliminar las imperfecciones en los dientes sin eliminar esmalte de más.

Tras eliminar esas imperfecciones el dentista puede conseguir una apariencia más natural y estética puliendo la superficie de los dientes.

Se trata de un tratamiento indoloro que no requiere anestesia y se puede realizar en la consulta del odontólogo, en una sesión. Si lo realiza un especialista y se hace correctamente, no produce un aumento de la sensibilidad dental.

Su función es puramente estética, y permite reducir defectos como los incisivos muy largos, los caninos excesivamente afilados o las irregularidades menores causadas por golpes o caídas.

Se puede realizar en casi todos los casos, siempre sobre dientes sanos, pero no es adecuado para algunos pacientes. Concretamente, no debería realizarse en dientes muy cortos o desgastados por la edad, el bruxismo o maloclusiones de alguna clase. Y tampoco cuando los dientes están muy mal colocados, ya que desgastar el diente sin antes colocarlo no es una buena idea.

3. CARILLAS dentales

Finalmente, si queréis un tratamiento estético más completo, podéis optar por las carillas, que solucionan de una sola vez los problemas de coloración y los de irregularidad de los dientes. Y, además, permite alargar la corona dental, de manera que el diente parezca más largo y la encía se vea menos.

De hecho, se usan en tratamientos específicos de alargamiento coronario y están especialmente indicadas para dientes desgastados o anormalmente pequeños.

Las carillas son finas láminas que se colocan delante de los dientes, mejorando instantáneamente nuestra sonrisa. Para colocarlas solo hay una condición, y es que la dentadura esté mayoritariamente sana.

Si tenéis más de la mitad de dientes afectados por caries u otras dolencias las carillas no son recomendables.

Pueden ser de composite o de porcelana:

  • Carillas dentales de composite: son más baratas y su color es similar al de los dientes naturales, pero son menos duraderas que las de porcelana. Se pueden colocar en una sola sesión y solo requieren de un pulido previo del diente.
  • Carillas dentales de porcelana: son más caras y más resistentes y su coloración es más blanca, así que el efecto sonrisa radiante es mucho mayor. Pero su colocación es más compleja y requieren de adaptación de la corona dental, que debe ser recortada ligeramente para colocar la pieza de porcelana. Por eso necesitarás más de una sesión para que te las coloquen y, una vez hecho, será irreversible.

Es muy importante que cuidéis adecuadamente de las carillas una vez colocadas para que estas duren todo el tiempo esperado. Aparte de mantener una buena higiene bucodental, hay que evitar que las carillas sufran impactos y presiones excesivas. Así pues, es importante evitar morder cosas muy duras.

Y esto sería todo para los que queréis un tratamiento exprés para esa ocasión tan especial. Pero, evidentemente, existen otros tratamientos especiales para novios por los que podéis optar si os tomáis la idea de mejorar vuestra sonrisa en serio y con tiempo.

Por ejemplo, la ortodoncia invisible, que puede mejorar el aspecto de vuestro rostro, daros una sonrisa harmónica y corregir problemas de maloclusión y mala colocación dental.

Un tratamiento de ortodoncia completo puede durar entre 6 y 18 meses, así que, si planificáis vuestra boda con tiempo, también podría ser una buena opción.

Si sufres alguna ausencia dental, también puedes planificar con tiempo la colocación de un implante dental que rehabilite tu sonrisa y mejore tu salud y estética.

¿Quieres más información sobre tratamientos dentales? Síguenos en Instagram y no te pierdas nada.

Alineados clínica Dental - Jaén y Arjona

Especialista en ortodoncia invisible. En Jaén y Arjona.